Deportes

TelaSaco Digital No es Caraota | Expertos alertan situación crítica con una segunda ola de contagios

Argentina, Buenos Aires, Canadá, España, Madrid
Revisión de proyectos inmobiliarios

“En Bolivia la situación es crítica, porque si en la primera ola no estamos muy preparados o adecuadamente preparados, entonces para la segunda podría haber muchos más problemas”, apuntó el especialista

La advertencia de una segunda ola de contagios por Covid-19 en el mundo crece cada día y Bolivia no queda al margen de la misma, más aun cuando la primera recién tendrá su pico más alto en el país. Dos médicos especialistas señalaron que una segunda ola de contagios podría causar “muchos problemas” y que los servicios hospitalarios podrían colapsar con mayor rapidez.

A nivel mundial, los científicos están advirtiendo sobre la llegada de una segunda ola y que podría ser más grave que la primera, por lo que piden que se tomen las debidas precauciones para evitar que haya más contagios y sobre todo que no se registren más decesos.

Hans Kluge, jefe de la oficina europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo a medios españoles que no se debe bajar la guardia y que los países deben alistarse para una segunda e incluso una tercera ola de contagios.

El epidemiólogo hospitalario Fernando Espinoza señaló que Bolivia se atraviesa la fase “más crítica” y que el pico de los contagios se podría dar en la última semana de mayo o en los primeros días del próximo mes.

“Parece que el pico máximo va a ser la última semana de mayo y la primera semana de junio todavía estaremos con casos graves, explicó el especialista.

Espinoza alertó sobre la gravedad del costo histórico de la pandemia y recordó lo que pasó con la influenza a principios del siglo, “hubo una segunda ola y fue sumamente grave”, dijo el especialista.

El médico reconoció que en varios países se espera la llegada de una segunda ola de contagios con temor, por la gravedad del hecho y que podría causar más daños que la primera.

Si bien es una tendencia, algunos consideran que podría suceder igual que con el Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS) o el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS) que una vez que fueron contenidos, no volvieron a aparecer. Sin embargo, sobre la Covid-19 no se puede afirmar que seguirá los mismos pasos, por esa razón es que se pide precaución.

“En Bolivia la situación es crítica, porque si en la primera ola no estamos muy preparados o adecuadamente preparados, entonces para la segunda podría haber muchos más problemas”, apuntó el especialista.

Por su parte, la infectóloga Silvia Fuentes señaló que el sistema hospitalario que tiene el país no abastece a toda la población, independientemente de la atención a pacientes con Covid-19, por lo que una segunda ola de contagios podría colapsar los servicios.

Para mantener un bajo número de contagios, se deben mantener las medidas de seguridad como la higiene de manos, el distanciamiento físico, el uso de mascarillas y guantes, además de evitar el contacto.

“Lo que se puede hacer es seguir con todo lo que se ha venido a llamar el distanciamiento social. El Gobierno tiene que emitir decretos y resoluciones, por ejemplo la cuarentena dinámica, análisis epidemiológicos, político, económico”, afirmó Espinoza.

Detalló que si se repitiera una segunda ola de contagios, los servicios hospitalarios no darían abasto.

“Si se diera la segunda ola y se piensa que va a ser peor que la primera, los servicios sanitarios colapsarían, si hoy en Santa Cruz y Beni están casi al límite, entonces la segunda sería mucho peor”, explicó.

La cuestión —consideran expertos— no es si aparecerá una segunda ola, sino cuándo y qué tan letal será. La OMS prevé que este nuevo pico de contagios en Europa aparezca en octubre, mientras que en América no hay consenso, pero se habló de que podría ser en julio o agosto.

Los expertos consideran que el invierno podría ser un factor que acelere su aparición.

 

APUNTE

“Pensar que todo está contaminado”

El epidemiólogo hospitalario Fernando Espinoza pidió que la ciudadanía considere que todo está contaminado para acostumbrarse un cuidado extremo en lugares públicos.

 

“Por la forma en que se transmite, todo lo que toquemos está infectado. Eso significa que en la medida que podemos, lavarnos las manos o tener siempre alcohol en gel cuando no se pueda lavar”, dijo.

 

Proyección de los casos depende de la cuarentena El riesgo de contagio es exponencial de acuerdo al cumplimiento de las medidas de protección que tengan los ciudadanos.

Según las proyecciones de la pandemia elaboradas en marzo por el Instituto de Investigaciones Biomédicas e Investigación Social (IIbismed) de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) se apuntaron a tres escenarios: positivo, intermedio y negativo. El riesgo aumenta en la medida de que se incumplan las disposiciones de la cuarentena. Estos datos corresponden sólo a la primera ola. (ver infografía)

En un escenario positivo, con un aislamiento que se cumpla con rigurosidad, la cantidad de pacientes positivos alcanzaría al 10 por ciento de la población total de Bolivia, con una incidencia de contactos de 1 por ciento (116.334).

En caso de que no se cumpla con las disposiciones, el porcentaje de contagiados, la incidencia de contactos sube a 3% (349.001). En ese escenario, la cantidad de casos positivos ascendería a 34.900.

Si se permite una movilización libre (sin cuarentena), se daría un escenario negativo con 116.334 casos positivo, 581.669 contactos y 2.676 pacientes en estado crítico.

Las estimaciones y proyecciones que se tienen en ambos casos varían sustancialmente, de acuerdo a la cantidad de población en cada municipio y tomando en cuenta cada uno de los escenarios posibles.

Los especialistas afirman que Bolivia atraviesa una de las fases más críticas en este sentido y que el pico del contagio está cerca porque se estima que sea en las próximas tres semanas.

En caso de darse una segunda ola, el riesgo de contagio se puede considerar exponencial y aumentar los casos drásticamente.