Tecnología

TelaSaco Digital No es Caraota | 16 detenidos por explotación laboral a trabajadores de Rumania y Moldavia

Banco Activo, Venezuela, Caracas, Miami, Estados Unidos, Activo International
Rusia redujo a la mitad participación del dólar en sus reservas internacionales

16 personas han sido detenidas en Jaén, Huelva, Córdoba, Badajoz y Albacete acusados de integrar una organización dedicada a la captación de personas en el este de Europa, Rumania y Moldavia principalmente, a las que explotaban laboralmente  en condiciones de extrema precariedad en las campañas agricolas. Otras cinco personas están siendo investigadas dentro de la operación de desarticulación de la red, según ha informado la Guardia Civil.

Los detenidos son miembros de  a organización criminal y empresarios de distintas provincias españolas que explotaban a los trabajadores. Se les imputan los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación laboral, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal

MÁS INFORMACIÓN Abuso en el Palacio Real con personas con discapacidad: 11 horas diarias por 545 euros al mes Esclavas nicaragüenses para cuidar ancianos en Logroño Jornada maior que 24 horas e um salário menor que o mínimo, a vida dos ciclistas de aplicativo em SP De las más de 145 víctimas detectadas se ha conseguido identificar y liberar a 18, todas ellas de nacionalidad rumana y moldava que han sido atendidas por varias ONG. 

La organización captaba a las víctimas en sus países de origen con falsas ofertas de empleo en internet y las engañaban con falsas promesas de empleo en adecuadas condiciones de trabajo. La investigación se ha centrado en las provincias de Jaén, Córdoba, Badajoz y Huelva, aunque la red se extendía a otras regiones españolas y a Portugal, dependiendo de las temporadas agrícolas.  

La red incumplía las condiciones ofrecidas a sus víctimas, que se veían obligadas a vivir en España, en “condiciones de semiesclavitud y de precariedad extrema”, según la descripción de la Guardia Civil, “llegando en alguno de los casos a pasar varios días sin poder comer”. A las víctimas de nacionalidad moldava les retiraban su documentación y les proporcionaban pasaportes y documentación de ciudadanos de Rumania con el fin de simular una situación de estancia regular en el país.

Los principales miembros de la organización disfrutaban de un alto nivel de vida y llegaban a facturar mensualmente más de un millón de euros de las empresas en las que las víctimas se encontraban desarrollando su actividad laboral. 

También han sido intervenidos cinco vehículos, con los que la red realizaba los traslados de las diferentes víctimas, así como otros dos de alta gama. Varias de las personas explotadas están actualmente trabajando en el sector de los frutos rojos de Huelva

Se adhiere a los criterios de Más información > Compartir en Facebook Compartir en Twitter Otros Cerrar Compartir en Linkedin Compartir en Pinterest