Negocios

TelaSaco Digital No es Caraota | Irregularidades en proceso de vacunación

Tal es el caso de Nereyda Tam Bosh, residente del distrito de Penonomé, provincia de Coclé, quien se registró desde enero para aplicarse la vacuna, pero hasta la fecha no ha sido beneficiada por el plan de inmunización que impulsa el Gobierno

Las irregularidades siguen rodeando el proceso de inmunización contra la Covid-19. Ahora, ciudadanos denuncian que les están “robando su identidad”, pues aparecen como vacunados, pero no han recibido dosis alguna.

Nereyda Tam Bosh, residente de Penonomé, Coclé, se sorprendió esta semana cuando a su correo electrónico llegó una notificación, en la que se le felicitaba por recibir la primera dosis de Pfizer. Afirma, empero, que no ha recibido la vacuna.

Una realidad similar afrontó Diana Ríos, de 39 años, quien aprovechó esta semana el anuncio del Gobierno para ingresar sus datos y vacunarse con AstraZeneca y ya ayer le llegó un correo en el que se le informaba que fue vacunada con Pfizer. “Nos están robando la identidad”, dijo.

En tanto, la Dirección Regional de Salud abrió ayer una investigación por la supuesta vacunación en mayo de una persona reportada como muerta en abril.

Luis Oliva, administrador de la Autoridad de Innovación Gubernamental, dijo que muchas veces, cuando las personas ingresan números de cédula al sistema, tienen “problemas con el escaneo” y por ello pueden ser reportados como vacunados, aunque no lo estén.

‘Me robaron la identidad; yo todavía no recibo la vacuna’

La jornada de vacunación contra la Covid-19 está bajo la lupa. La propia población afectada ya comienza a presentar denuncias sobre lo que considera “anomalías”, las cuales deben ser aclaradas por las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa).

Tal es el caso de Nereyda Tam Bosh, residente del distrito de Penonomé, provincia de Coclé, quien se registró desde enero para aplicarse la vacuna, pero hasta la fecha no ha sido beneficiada por el plan de inmunización que impulsa el Gobierno.

Cuenta Tam que se sintió sorprendida esta semana cuando a su correo electrónico llegó una notificación, en la que se le felicitaba por recibir la primera dosis de Pfizer contra la Covid-19, en la escuela Stella Sierra, en el distrito de Arraiján, provincia de Panamá Oeste.

“Cómo es posible que yo me vacuné en Arraiján, cuando estoy viviendo en Penonomé. Me robaron la identidad; yo todavía no recibo la vacuna”, comentó la mujer, quien de inmediato acudió a las instalaciones del Minsa en Penonomé para contar lo que le ha sucedido.

Su mensaje a las autoridades de salud fue claro: quiere una amplia explicación sobre qué va a pasar con su vacuna. “Yo soy tercera edad y paciente con enfermedad crónica, por lo que espero una respuesta pronto”, dijo.

Algo muy parecido ocurrió a Diana Ríos, una joven de 39 años, quien aprovechó esta semana el anuncio del Gobierno respecto a que las mujeres mayores de 30 años podían recibir la vacuna de AstraZeneca.

Al escuchar la noticia, Ríos ingresó sus datos al sistema y quedó a la expectativa de recibir una cita lo más pronto posible; sin embargo, lo que le llegó a su correo ayer fue una notificación felicitándola por recibir la primera dosis de Pfizer en la escuela Elisa Chiari en Chiriquí.

No obstante, resulta que ella se inscribió para aplicarse la dosis en Coclé, donde reside junto a sus familiares.

“Esto para mí es un robo de identidad y ahora somos falsos vacunados. Parece que ahora alguien quiere justificar vacunaciones en áreas donde no ocurrieron. Están jugando con la salud del pueblo”, manifestó.

Tercera dosis

Al caso de Tam y Ríos se une el de Elena Delgado, quien el pasado 19 de mayo llevó a su madre –también llamada Elena Delgado– y a su tía Rosenda Delgado a aplicarse la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus en la escuela República de Japón, en Betania.

Todo parecía un trámite fácil aquel día, debido a que se trataba de segundas dosis, pero hubo algo que llamó la atención de Delgado: “cuando finalmente vacunaron a mi mamá, a la persona que ingresaba los datos de la trazabilidad le sonó una alarma que indicaba que a mi mamá le estaban aplicando una tercera dosis, lo cual era falso, porque mi madre recibió solo dos dosis”.

Hay otra irregularidad. La joven Delgado contó que la dosis fue aplicada cerca de las 11:20 a.m. y, unos minutos después, llegó a su correo electrónico una notificación que le indicaba que su mamá había recibido la vacuna en el Instituto América, también en Betania, a las 10:20 a.m.

“Físicamente, era imposible, pues estábamos a esa hora en la escuela Japón”, explicó la mujer, quien aún no sale del asombro.

Incluso, algo que le llamó la atención a Delgado es que el número del lote de las vacunas de Pfizer aplicadas a sus familiares (EW0206) es el mismo que circula en redes sociales sobre una persona que falleció en Chiriquí en abril y que un mes después, es decir, en mayo, aparece como vacunada en la escuela Santo Tomás de Alanje. “Estos casos nos sorprenden a todos, ya que se trata de una persona que falleció y luego aparece como vacunada”, puntualizó.

Un difunto vacunado

Precisamente, el caso al que se refiere Delgado y que ha estado circulando en redes sociales es el de la señora María Hermelinda Caballero Pittí, quien según un certificado de defunción del Tribunal Electoral falleció el pasado 14 de abril.

Pese esto, Caballero fue registrada como vacunada el 19 de mayo en la escuela Santo Tomás, distrito de Alanje, provincia de Chiriquí.

Este medio se contactó con Karelis Castrejón, representante del corregimiento de Santo Tomás, quien informó que ayer sostuvieron una reunión con autoridades de la Dirección Regional del Minsa en Chiriquí por este tema.

“Acá, en la zona, aún no hemos localizado a nadie con ese nombre y tampoco aparece en el padrón de vacunación”, indicó Castrejón.

Por su parte, Gladys Novoa, directora regional de Salud en Chiriquí, subrayó que comenzaron una investigación por la supuesta vacunación de esta persona en Alanje.

En palabras de Novoa, aparentemente el certificado de defunción es válido, pero lo que investigan es si una persona utilizó esos datos para recibir las vacunas.

“Por el momento no tenemos confirmación, pero le hemos pedido al equipo de vacunación aclarar este caso por lo que implica”, acotó.

En lo que respecta a los casos de los falsos vacunados, el director de la región Metropolitana de Salud, Israel Cedeño, expresó que sí han recibido reportes de ello.

No obstante, lo atribuyó a un “error” que cometen las personas al momento de ingresar datos (como el número de la cédula) a la plataforma tecnológica.

“Por un error en la digitalización de la cédula, hay personas que no se han vacunado y salen como vacunadas. Estos casos que mencionas no los conocía y vamos a hacer la investigación”, aportó.

La explicación de Luis Oliva, administrador de la Autoridad de Innovación Gubernamental, fue en esa misma línea, al señalar que muchas veces, cuando las personas ingresan números al sistema, tienen “problemas con el escaneo”.

“A veces se equivocan y pasan esas cosas. Pero a través del portal www.panamadigital.gob.pa las personas pueden hacer esos reportes de inconsistencias”, dijo.

MÁS INFORMACIÓN

Share this: Haz clic para compartir en Twitter (Se abre en una ventana nueva) Haz clic para compartir en Facebook (Se abre en una ventana nueva) Me gusta esto: Me gusta Cargando… Relacionado