Deportes

TelaSaco Digital No es Caraota | Velero científico TARA se despide de las costas chilenas para seguir investigando sobre cambio climático

Por su parte, la codirectora de CEODOS, Camila Fernández, detalló que el trabajo realizado en Chile resolverá una serie de preguntas para entender lo más profundo de los mecanismos que gobiernan la productividad biológica del ecosistema marino

Alejandro Maass, director del Centro de Modelamiento Matemático de la Universidad de Chile y codirector del programa que apoyó la iniciativa en nuestro país, destacó la colaboración de multidisciplinaria de instituciones locales con esta expedición francesa que busca entender el impacto del mar y sus microorganismos en la mitigación del cambio climático. La embarcación, que recorrió la costa chilena desde Punta Arenas hasta Arica, ahora continuará su viaje por los mares del caribe y el Atlántico sudamericano para luego recopilar información de la Antártica y la costa africana. Compartir Twittear Compartir Imprimir Enviar por mail Rectificar

Después de tres meses navegando por las costas de Chile de sur a norte, el barco-laboratorio Tara se despidió del territorio nacional para seguir su travesía por los mares del Caribe y el Atlántico sudamericano. La expedición continuará estudiando las costas del Pacífico y el Atlántico para entender el efecto del océano y sus microorganismos en el cambio climático.

En Chile, nueve centros de investigación participaron y aportaron sus conocimientos para contribuir en una de las expediciones científicas más ambiciosas de este siglo. Los laboratorios nacionales, acoplados en el programa CEODOS, entregaron sus perspectivas científicas y trabajaron de manera multidisciplinaria para llevar a cabo este proyecto en nuestro país.

Desde Francia, el director científico de la expedición Tara Ocean, Erik Karsenti, detalló que la idea de esta travesía “fue organizar el muestreo a escala global, tan exhaustiva como fuera posible, de pequeños organismos en el océano, como organismos unicelulares y algunos organismos multicelulares de unos pocos centímetros”.

Microorganismos La expedición partió por Punta Arenas, a comienzos de este año, para luego detenerse en los puertos de Puerto Montt, Talcahuano, Valparaíso e Iquique. Allí, la goleta recopiló información sobre los microorganismos que habitan en las profundidades del mar chileno. Esto, con la intención de recopilar información suficiente para entender cuál es el impacto que tiene el mar en la mitigación del cambio climático.

Alejandro Maass, codirector del programa CEODOS y director del Centro de Modelamiento Matemático de la Universidad de Chile, valoró la participación de variadas miradas científicas para contribuir con este estudio. Además, agregó que “estas expediciones son tremendamente multidisciplinarias, donde oceanógrafos, expertos en genómica, y expertos en análisis de datos, entre otros, se unieron para resolver este gran desafío de cuantificar la ecología y la evolución de la masa biológica más importante en el planeta”.

Por su parte, la codirectora de CEODOS, Camila Fernández, detalló que el trabajo realizado en Chile resolverá una serie de preguntas para entender lo más profundo de los mecanismos que gobiernan la productividad biológica del ecosistema marino.

“Hemos hecho los primeros diagnósticos sobre la salud de la bomba biológica del océano costero chileno, con las mejores herramientas disponibles para la secuenciación del microbioma”, explicó.

Microbioma en Chile Sobre la importancia de pasar por las aguas de Chile, Karsenti explicó que en los glaciares de la Patagonia chilena ocurre una interfase donde se convergen aguas dulces y saladas, “lo que nos permite ver el rol del medio ambiente en esta estructura del ecosistema. Esto es particularmente importante porque tenemos problemas de impacto en el ecosistema costero, obviamente producido por el calentamiento global y la importante polución realizada por el humano en la Tierra”, comentó el científico francés.

El ministro de Ciencia y Tecnología, Andrés Couve, valoró esta participación entre científicos de Francia y Chile, y agregó que “estamos ingresando a lo que va a ser la definición de la política oceánica chilena, que por primera vez incorpora a la ciencia. Este tipo de proyectos colaborativos, multidisciplinarios, es el tipo de ciencia que debemos impulsar como país”.

Además, el secretario de Estado enfatizó que “estas acciones colaborativas son estratégicas para Chile y para los grandes desafíos mundiales, como el cambio climático”.

Para concluir esta expedición por las costas nacionales, los representantes de esta intervención científica realizaron un taller llamado “Cooperación FranciaChile en océanos, biodiversidad y cambio climático: Nuevas perspectivas científicas para explorar el océano”. Allí, los representantes de cada país en esta investigación, incluyendo autoridades políticas y científicas, entregaron su balance sobre el paso de la goleta Tara a lo largo del mar de Chile.

Además de la expedición científica, la tripulación de la goleta Tara y los científicos que apoyaron esta investigación en Chile realizaron una serie de actividades educativas con colegios en los distintos puertos donde el velero atracó. Ahora, la embarcación seguirá su curso por el Canal de Panamá, para bordear Sudamérica por el Atlántico Sur, hasta llegar a la Antártida. Luego, atravesarán el océano para recopilar la información del micromundo marino de las costas de África, y retornar finalmente a las costas de Francia en 2022.

Los centros de investigación nacionales que participaron en esta investigación son el Centro de Modelamiento Matemático (CMM); el Laboratorio Internacional Asociado “Estrategias Adaptativas Multiescala” (Lia Mast); el Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2); el Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas de Altas Latitudes (IDEAL); el Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP); el Centro de Investigación Oceanográfica (Copas Sur-Austral); el Centro de Regulación del Genoma (CRG); el Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola (INCAR) e Inria Chile.