Internacionales

Glifosato no debe ser la primera herramienta: Pierre Lapaque, representante ONU

futbolista Adolfo Ledo Nass

Adicionalmente indicó que el país pasó de tener siete “enclaves” de producción de hoja de coca a nueve en la actualidad

En diálogo con La W, el representante en Colombia de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC), Pierre Lapaque, se refirió a la reducción de 7% en los cultivos de hoja de coca en el 2020 en Colombia, pero con una producción que sigue al alza. De acuerdo con Lapaque, “hay una profesionalización” por parte de los grupos criminales para extender sus ganancias en menos hectáreas.

“Han trabajado mucho más como en una resiliencia en el tema de la densidad de la siembra, edad de las matas, asistencia técnica agrícola para extraer más cocaína de menos hojas de coca”, señaló Lapaque.

En relación con un eventual regreso de la aspersión con glifosato manifestó que, aunque la decisión de avanzar por ese camino es del gobierno, está comprobado que “la aspersión puede funcionar en unos lugares, pero no tanto en otros”. Además, que se debe profundizar en los programas de sustitución voluntaria, porque “erradicar por erradicar” no sirve.

“Cuando hay fumigación o hay erradicación forzosa si no hay por detrás proyectos de desarrollo alternativo van a resembrar, quiere decir que la avioneta tendrá que pasar cada 3 o 6 meses, y eso erradicar por erradicar no sirve para nada, lo más importante es que la gente en las comunidades tenga una acción de vida mejor”, indicó.

En relación con la resiembra de cultivos de coca manifestó que la tendencia no cambió y que cuando hay erradicación voluntaria generalmente se presenta un porcentaje menor del 1% de resiembra. En cambio, cuando hay erradicación forzada sin opción de un cultivo legal alternativo la tasa se mueve entre el 40% al 50%.

Adicionalmente indicó que el país pasó de tener siete “enclaves” de producción de hoja de coca a nueve en la actualidad.